La relación médico-paciente, ¿amenazada?

Las noticias sobre sanidad tienen un efecto muy curioso en Twitter, que quizá no es más que un reflejo del efecto que tienen en la sociedad. Un grupo de personas se opondrá siempre a cualquier cosa que sea iniciativa de la sanidad privada, por el hecho de serlo. El otro grupo lo defenderá a capa y espada por el mismo motivo, incluso aunque sea absurdo. Más sorprendente aún, “los unos” se opondrán siempre a lo que defiendan “los otros” y viceversa. Resulta entretenido como experimento sociológico, y desconcertante cuando intentas mantener la neutralidad.

Un ejemplo: recientemente ha circulado en Twitter la noticia de que una clínica privada de EEUU ponía en marcha consultas múltiples: en vez de atender a los diabéticos de uno en uno lo haría de diez en diez (eso sí, cobrando lo mismo a cada paciente). Muchos pusieron (pusimos) el grito en el cielo. Pero algunos, para mi sorpresa, intentaron justificarlo: los estudios dicen que sólo las consultas en grupo mejoran los hábitos de salud de estos pacientes.

Desconozco la existencia de esos estudios (el que así argumentaba no dio referencias), pero vayamos por partes:

1.- El gerente de la clínica, franco e ingenuo como la mayoría de los americanos, declaró sin lugar a dudas que lo hacían para ahorrar costes. No para mejorar los hábitos de vida de sus diabéticos. Se agradece esta franqueza que uno echa de menos en algunas empresas españolas.

2.- Una cosa es EXPLICAR científicamente una decisión (“dado que los estudios demuestran beneficio, hemos puesto en marcha esta consulta”) y otra intentar JUSTIFICAR a posteriori, también  “científicamente”, una decisión tomada por motivos económicos. Algo que la sanidad privada intenta con frecuencia pero que no es  honesto.

Desde mi punto de vista, las consultas múltiples suponen una seria amenaza a la relación médico-paciente. Me explico:

– Desde la perspectiva del paciente, no debe ser fácil confesarle al médico una transgresión dietética delante de otros nueve, especialmente si alguno de ellos es el típico cumplidor perfecto. ¿Y qué pasará con esos diabéticos vasculópatas que tienen síntomas de los que tanta vergüenza da contar al médico? ¿Qué tal hacerlo delante de otros 9 que, con un poco de mala suerte, pueden llegar a ser tus vecinos? ¿Y cuándo lleguen las hemoglobinas glicosiladas? ¿Hacemos un concurso a ver quién la tiene más baja, o que pague una prenda el que la tiene más alta? Por no hablar de los problemas relacionados con el secreto médico, entre otros. Y, ¿qué ocurrirá cuando, como es de esperar, la consulta múltiple sea más barata que una individual? ¿Estaremos condenando a los pacientes con menos recursos a una asistencia de menor calidad?

– ¿Y qué supondrá para el médico? Si ya es difícil no llamar al paciente por el nombre del enfermo anterior, imaginad con 10 a la vez. Si ya cuesta diferenciar un paciente de otro con la misma patología, qué será cuando los ves de diez en diez. Si nos ha pasado a todos escribir una nota en la historia que no es, figuraos con diez historias parecidas abiertas a la vez en el ordenador. Pero sobre todo, si cuesta mirar a los ojos al paciente y prestarle el 100% de la atención solo con tener el ordenador o el negatoscopio por medio, qué será atender a 10 juntos.

En mis veranos de cooperante en Perú, atendía más de 100 pacientes en un día, la mayoría crónicos. Muchas veces me quedé sin comer. Pero nunca, ni en mis peores pesadillas, se me habría ocurrido agruparlos por bloques. Cada uno de ellos era una persona que requería (y merrecía) toda mi atención y yo no estaba dispuesta a regateársela. Muchos ni siquiera estaban enfermos, sólo necesitaban que yo les escuchara. Y yo solo sé escuchar de uno en uno.

Si esos estudios que mencionaban (pero no citaban) en Twitter realmente existen, pongamos en marcha grupos de autoayuda o consultas de educación sanitaria, pero que NUNCA sustituyan la relación personal entre el médico y su paciente, su ÚNICO paciente durante el tiempo que dura la asistencia.

Si hay algo por lo que dejarse la piel en Medicina, es por mantener esa sacralidad de la relación entre médico y paciente, que hace del primero no sólo un técnico en diagnóstico y tratamiento, sino tantas veces un consejero, confidente, maestro, amigo o, simplemente, un hombro en el que llorar o un brazo en el que apoyarse.

Y si hay algo que puede destruir todo esto, es el afán desmedido de lucro, especialmente si lo disfazamos de evidencia científica. Mejor no demos ideas, que siempre habrá alguien dispuesto a justificar lo injustificable.

Siempre me gustan los comentarios en el blog, pero esta vez más que nunca me interesa vuestra opinión. Como médicos y como pacientes.

Anuncios
Esta entrada fue publicada en Medicina, Sanidad Pública. Guarda el enlace permanente.

4 respuestas a La relación médico-paciente, ¿amenazada?

  1. Eduardo Palencia Herrejón dijo:

    No sé, a mi lo de “consulta de grupo” me parece un contrasentido. Bien estará dar charlas en grupo, hacer sesiones de grupo, lo que sea. Pero consultas, en su sentido tradicional (el único que conozco) no las entiendo. Suena a tomadura de pelo, ¿no?

  2. boop_hcsc dijo:

    La respuesta a tu pregunta es ROTUNDAMENTE SI. La relación médico-paciente está completamente amenazada si en vez de atender a 1 atiendes a 10 y a la vez. Ni seremos capaces de completar la historia correctamente ni los pacientes van a contártela. Es una cuestión de sentido común. En todo caso, hagamos campañas de Educación para la Salud, pero no consultas multipaciente, donde no se van a sentir atendidos de forma individual (que es lo que todo paciente quiere y necesita), no van a consultarte sus problemas con intimidad, no vas a responderles con complicidad (fundamental en la relación médico-paciente)….en fin, a mi esto me parece TODO UN DESPROPÓSITO

  3. Pingback: La relación médico-paciente, &iqu...

  4. Pingback: Gestión imaginativa sí, pero no así | Curar a veces, aliviar a menudo, consolar siempre

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s