Don Gregorio

      Hoy mi blog necesita un poco de serenidad. Así que le cedo la palabra a Gregorio Marañón, por el que siento auténtica fascinación. Si no habéis leído su libro “Vocación y ética”, os lo recomiendo.
      Seguro que conocéis este texto (aunque sólo sea porque está en un mosaico en la estación de Metro que lleva su nombre). Una descripción excelente de lo que supone ser médico, y un proyecto fantástico para todos los que nos dedicamos a esto.

Si ser médico es entregar la vida a la misión elegida…

Si ser médico es no cansarse nunca de estudiar y tener todos los días la humildad de aprender la nueva lección de cada día…

Si ser médico es hacer de la ambición nobleza; del interés, generosidad; del tiempo, destiempo, y de la ciencia, servicio al hombre que es el hijo de Dios…

Si ser médico es amor, infinito amor a nuestro semejante…

Entonces ser médico es la divina ilusión de que el dolor sea goce, la enfermedad, salud, y la muerte vida.

Gracias por su legado, don Gregorio.

Anuncios
Esta entrada fue publicada en Medicina. Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s