Twitterflautas

El 30 de octubre de 2012 tenía una cuenta de Twitter recién estrenada, diez o doce seguidores (casi todos familia) y veinte o treinta tuits. Hoy tengo más de 600 seguidores y acabo de superar los 10.000 tuits. Entre medias, un Plan de Sostenibilidad que no se sostiene y unos cargos políticos que, con sus ideas de bombero,  suponen una constante fuente de inspiración…

(Que sí, que ya sé que algunos de los que me siguen lo hacen en otro plan, que son de prensa de la CAM y cosas parecidas, pero son minoría).

Twitter ha sido parte esencial de la Marea Blanca. Los artículos de prensa han circulado rápidamente de un lado a otro. Hemos conversado, discutido (en buen plan casi siempre), compartido buenas y malas noticias, aportado ideas, destripado pliegos… Hemos propuesto hashtags y los hemos convertido en trending topic, hemos anunciado convocatorias… Hemos intercambiado datos y trabajado en línea, hemos desempolvado entre todos la hemeroteca cuando ha hecho falta. Hasta hemos fulminado algún que otro “hashtag boomerang” con el que algunos pretendían desautorizarnos.

Lo increíble de todo esto es la cantidad de gente (personal sanitario y pacientes, políticos y periodistas…) que nos hemos conocido a través de twitter antes de vernos la cara, que hasta nos hemos hecho amigos, que hemos compartido momentos de esperanza y de desilusión, quejas y alegrías… Yo atesoro gran número de ellos. A algunos les he podido desvirtualizar con el tiempo. Otros siguen siendo un nick y una foto de perfil. La mayoría pensamos muy distinto en muchos temas, pero da igual. Porque ya no hablamos solo de sanidad pública. Ahora también mantenemos conversaciones sobre otros aspectos de la Medicina, o sobre la vida misma.

Uno nunca sabe lo que se va a encontrar cuando revisa su TL. A veces noticias indignantes. A veces “brotes verdes” (es un decir, ¿eh?). Pero siempre estaba ahí el “grupo del desahogo”, dispuesto a hacer un chiste con las noticias del día, a participar en un tuit-concurso o poner en marcha una sesión de tuit-ayuda para el que se desanimaba. ¡Nos hemos ahorrado una pasta en psicólogos con nuestras conversaciones antes de irnos a la cama! Nos ha reconfortado tantas veces encontrar tan buena gente al otro lado de la pantalla… Y nos lo hemos pasado pipa con el ingenio de todos.

Sin la marea tuitera quizá no habríamos llegado hasta aquí. O habríamos llegado más cansados y de peor humor. Así que toca desvirtualizarse y brindar por la suspensión cautelar. De momento, hay propuesta una relaxing caña el día 22 después de la Marea. ¿Os apuntáis?

Habéis sido lo mejor de estos meses. Ojalá podamos dedicar ahora nuestras energías, nuestras buenas ideas y nuestro ingenio  (que ha quedado más que demostrado) a construir, entre todos (también desde Twitter), la sanidad pública que todos deseamos.

¡Gracias, twitterflautas!

@anadeph

Anuncios
Esta entrada fue publicada en Medicina, Sanidad Pública. Guarda el enlace permanente.

4 respuestas a Twitterflautas

  1. Mar dijo:

    Han sido muchos meses de lucha con este tema de la privatización de la sanidad, y aún no hemos acabado. Es un tema que hay que seguir trabajando. Pero ya lo he dicho en otros foros y en otros ámbitos. Para mi lo mejor de todo ha sido poder contactar con toda la gente que he conocido y que está dispuesta a luchar por este bien tan preciado que es la sanidad Pública. Quizás no les hubiera conocido de no ser por esta lucha, y estoy encantada de saber que estan ahí y saber que puedo contar con ellos. A través del twitter, del facebook que me hice solo por este motivo, del correo y de todos los medios disponibles, y sobre todo gracias a las múltiples asambleas que han permitido poner cara a todas y cada una de las personas con la que intercambiaba whatsapp y que lo que tenian en su perfil era eso de : LA SANIDAD NO SE VENDE, SE DEFIENDE. Gracias a todos

  2. EvaMaria dijo:

    Que lejos queda aquella asamblea donde escuche por primera vez que había que contar con gente para estos menesteres que supiera de “territorios Ohio”, “trolls”,…y demás que me sonaba a chino y tuve que pensar en 2 o 3 de nuestro hospital, donde al final te quedaste tu !!! Estas vacaciones tuyas, viendo tu produccion tuitera y bloguera, hasta pensé: “He creado un monstruo”.
    Bien estará lo que va a acabar bien!!! SI SE PUEDE!!!

    Yo solo soy de las que tiene Twitter x este fin, pobre uso pero relaxing caña para todos.

  3. Jara dijo:

    Qué bien lo cuentas, Ana! Para mí ha sido también así, Tw como fuente de información, toma de contacto con gente magnífica, a quien me encantaría dar un par de besos en persona, y relaxing tertulia de “sobre-cena”, con unas cuantas carcajadas a veces. Sigamos hasta el final! (Al menos, hasta el final de este embrollo)

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s