“Perlas homeopáticas”

No os preocupéis. No me he pasado a la homeopatía ni os pretendo vender ningún mejunge de esos. Ya sabéis que yo soy más de odds ratios y riesgos relativos, con todas sus limitaciones…

Pero es que me he leído el proyecto de Orden para regular los “medicamentos homeopáticos” (con muchas comillas, por favor), y no he podido resistirme a hablar sobre ello.

Se ha comentado mucho últimamente en la blogosfera sanitaria (aquí, aquí y aquí, por ejemplo) y muchísimo más en twitter, así que no voy a hacer una disertación sobre la homeopatía (yo misma hablé de ello aquí). Ni siquiera voy a comentar dos desafortunadas entrevistas que ha concedido a diferentes periódicos un alto cargo en temas de medicamentos. Y eso que darían mucho juego, pero dan tanta vergüenza ajena que no quiero hacer leña del árbol caído.

Lo único que voy a hacer es copiar y comentar algunas “perlas” que se deslizan en la dichosa Orden. Y que conste que he acabado la carrera hace tiempo, ¿eh? (lo digo por esto). Ahí van:

“Para los medicamentos homeopáticos que se comercialicen sin una indicación terapéutica…”  ¿Medicamentos sin una indicación terapéutica? ¿Y eso qué es lo que es? “…dadas sus especiales características como son la débil concentración de principios activos…” Sin comentarios. Toda sustancia, medicamento o no,  con efecto primario tiene efectos secundarios. Luego si no presenta riesgo alguno es que es agua con azúcar (bueno, es que eso es exactamente) “…y las dificultades para aplicarles la metodología estadística convencional sobre ensayos clínicos”. Perdón, pero la estadística y la metodología de la investigación son universales. ¿Dificultad para aplicarles la metodología convencional? Supongo que se refieren a que comparar placebo con placebo en un ensayo clínico es un poco raro. La pregunta del estudio sería qué placebo tiene más efecto placebo, y claro, ahí los matemáticos se lían.

“Contenido de la comunicación”. No os aburro copiándolo entero, pero los fármacos sin indicación terapéutica solo tienen que comunicar su composición. No tendrán que justificar con estudios su eficacia pero tampoco su seguridad, les bastará con decir que es vía oral o cutánea y que la concentración de principio activo es baja. En otra parte sí hablan de avalar la seguridad, pero de una forma tan diluida que parece homeopatía pura… Y eso que se supone que lo de la seguridad era el objetivo de la Orden…

– Sobre el RD 2208/1994: “estableció que dentro de los seis meses siguientes se dirigiese al MSC (…) solicitud de autorización y registro (…) se presentaron más de 19000 (…) que hasta el momento no han sido evaluadas ni resueltas”. Sin comentarios, solo han pasado 19 años y claro, no les ha dado tiempo a iniciar los trámites.

“Hasta entonces se venían utilizando no de forma autorizada, pero sí, de alguna manera, consentida”. De nuevo sin comentarios. Si llega a pasar algo serio con un potingue de estos, a ver quién le explica esto a la familia.

“Por encima de controversias y rechazo del colectivo científico”. Vale, al menos lo asumen. Pero es que asumir esto es mucho asumir: estamos regulando algo rechazado por el colectivo científico. Nosotros, el Ministerio de Sanidad. Muy fuerte.

“Avalar su calidad y seguridad (…) eximiéndoles por tanto de demostración de eficacia o actividad farmacológica”. Pues si para avalar calidad de un “medicamento” (así los han llamado ellos, no yo) no hay que demostrar eficacia, apaga y vámonos. ¿Por qué va a ser medicamento uno de estos y no un Chupa-Chups?

“La aplicación de esta orden redundará en beneficio de las garantias de calidad, seguridad, eficacia e información de los medicamentos homeopáticos”. “Las garantías de calidad, seguridad, eficacia e información que el Estado presta con respecto a la totalidad de los medicamentos”. ¿En qué quedamos? ¿Son medicamentos (y por tanto entran en la garantía de calidad, seguridad y eficacia que el Estado presta sobre la totalidad de los medicamentos) o no lo son? Parece que no se aclaran.

Sinceramente, me daría igual que el Ministerio de Sanidad regulara los medicamentos homeopáticos o los baños en el mar Caspio, si no fuera porque las porquerías homeopáticas: a) son un timo que le saca los cuartos a los pacientes aprovechándose de su enfermedad y, con frecuencia, de su desesperación; b) a veces los pacientes abandonan tratamientos con eficacia demostrada por culpa de estos remedios.

Por último, como la Orden habla de medicamentos considerados nosodes y yo no sabía lo que era, lo busqué en Google. Encontré no solo la definición (remedio preparado, ya sea del tejido de una enfermedad real, o de organismos asociados con enfermedades, bacterias o virus en forma de cultivo) sino también un elenco de los mismos y su modo de obtención. Si alguno tenía aún ganas de probar la homeopatía, se le quitan inmediatamente. Aquí os pongo algunos de los más asquerositos (por mucho que los diluyan… ¡puaj!), copiando literalmente lo que cuentan en la web de un laboratorio homeopático:

Luesinum: preparado con el suero de la ulceración primaria (en sujetos sifilíticos), preparado (sic) sin añadir antiséptico.

Medorrhinum: preparado de secreciones uretrales blenorrágicas retiradas de sujetos enfermos no tratados con antibióticos.

Morbillinum: preparado de exudados orofaríngeos de pacientes infectados por sarampión, extraído de sujetos no medicamentados (sic).

Pertussinum: preparado de expectoración de pacientes afectados de tosferina, extraído de sujetos no tratados con ningún medicamento.

Psorinum: preparado de serosidad de lesiones de sarna, retirado de sujetos todavía no tratados y sin añadir antisépticos.

Pyrogenium: preparado de los productos de descomposición que provienen de la autolisis de la carne de res, de cerdo o de placenta humana.

Y eso sin contar con los preparados a base de cultivos de cepas de E.coli, S. faecalis o S.typhi sin añadir antiséptico. Qué queréis que os diga, será de lo más natural, pero donde esté la industria química, la ingeniería genética y la asepsia… Por cierto, para los defensores a ultranza de lo absolutamente natural, siempre digo que la cicuta también es bastante natural y yo no me la tomaría.

Pero no sufráis, para vuestra tranquilidad os diré que estos compuestos nosodes no serán aprobados directamente por la Orden del ministerio, sino que deberán demostrar eficacia como el resto de medicamentos (ensayos clínicos, espero). Lo que se va a autorizar, puesto que son compuestos de agua y azúcar sin eficacia terapéutica probada, es más bien esto:

chuches en junio 065

Anuncios
Esta entrada fue publicada en Bioética, Medicina. Guarda el enlace permanente.

21 respuestas a “Perlas homeopáticas”

  1. Cecilia Calvo Pita dijo:

    Buenas tardes,

    Muy buena entrada, la verdad es que esto de la regulación de los productos homeopáticos (me niego a llamarlos medicamentos) tiene mucha miga. Por aclarar un poco: las garantías que deben cumplir los medicamentos en nuestro país están recogidas en la Ley 29/2006 (artículo 10 y siguientes) y son estos:
    a) Alcanzar los requisitos de calidad que se establezcan.
    b) Ser seguro, no produciendo en condiciones normales de utilización efectos tóxicos o indeseables desproporcionados al beneficio que procura.
    c) Ser eficaz en las indicaciones terapéuticas para las que se ofrece.
    d) Estar correctamente identificado.
    e) Suministrar la información precisa, en formato accesible y de forma comprensible por el paciente, para su correcta utilización. Esto hace referencia a la existencia de ficha técnica, prospecto y correcto etiquetado del envase.
    Los dos últimos se suelen dar por hecho, puesto que son fáciles de cumplir (aunque no tengo yo claro cómo se van a identificar los productos homeopáticos, puesto que no hay denominación DOE para ellos, hasta donde yo sé) y se entiende que lo fundamental del asunto es la calidad, eficacia y seguridad.
    La calidad hace referencia a que deberá estar perfectamente establecida la composición cualitativa y cuantitativa del medicamento, incluidas las condiciones necesarias para un correcto envasado y conservación. Esto no tiene nada que ver ni con la eficacia ni la seguridad, sino con las características físico-químicas del preparado. Por eso, de vez en cuando hay notas de la AEMPS que son “alertas de calidad”, por ejemplo cuando se detecta un lote de un medicamento contaminado con trazas de algún metal, o inyectables en los que no se puede asegurar la ausencia de contaminación microbiana.
    Para más información, dejo enlace al blog de la SEFAP en donde también hemos abordado el asunto este de la homeopatía: http://farmaciadeatencionprimaria.com/2013/11/14/medicamentos-homeopaticos-el-inexplicable-caso-de-los-medicamentos-sin-indicacion-terapeutica/
    Un saludo,
    Cecilia

    • anadeph dijo:

      Gracias por la aclaración, Cecilia.
      No obstante, según eso puedes seguir registrando el Chupa Chups como homeopático, siempre que lo etiquetes bien y no tenga trazas de elementos peligrosos, ¿no? 🙂

  2. javier uceda dijo:

    Buenas tardes Ana,yo me malicio una intencionalidad económica,cuantos incautos y desesperados acudirán a estas no medicinas,pagarán su totalidad para nada;creo que muchos y así rebajar la factura farmacéutica del Estado. ¿Puede ser? ¿Estoy muy tonto? Saludos y gracias, como siempre.

    • anadeph dijo:

      Buf, eso ya es mucho pensar… En principio lo hacen por adaptarse a la normativa europea, pero lo hacen mal. Yo qué sé, son muy sorprendentes las declaraciones de gente de formación farmacéutica, que defiende lo indefendible (y que hasta el momento parecía sensata). En qué manos estamos 😦

      • javier uceda dijo:

        Cuanto más viejuno soy, menos confío y está claro que aquí todas las decisiones las toman los Políticos; no veo otra razón que no sea económica para hacerlo así.

  3. Belén dijo:

    Vaya, veo con sorpresa que varias infecciones se curan sin antibióticos, no sé para que hemos estudiado tanto. A este paso curarán también el VIH y hasta las carbapenemasas. La Ministra Mato sigue haciendo honor a su apellido

  4. Mar dijo:

    Totalmente en desacuerdo con este artículo. Sí hay publicaciones científicas que demuestran la eficacia de medicamentos homeopáticos, y cada vez hay más médicos que abrazan este tipo de terapias, bastante mal tratadas por la medicina alopática, pero que a muchas personas le han solucionado dolencias que la medicina oficial, no solo no cura, sino que empeora con las medicaciones habituales, puesto que ninguna está exenta de efectos secundarios.
    Sé que es un debate que no tiene sentido puesto que la mayoría de las personas que lean este blog van a estar también en contra de la homeopatía, pero me cuesta permanecer callada cuando he comprobado en mí misma y en otras personas que ha funcionado en casos en los que la medicina alopática no aportaba ninguna solución.

    • anadeph dijo:

      Gracias, Mar. La verdad es que no conozco esas publicaciones de las que hablas, pero si me las haces llegar las leeré con mucho gusto y las incorporaré al comentario. Gracias.

    • Yo también estoy en desacuerdo, pero con la Ley de la Gravitación. Ahora bien, eso no me da la razón, ni salto desde un 5º piso al vacío…

      Los productos (que no medicamentos) homeopáticos no tienen efectos secundarios, porque tampoco tienen efectos primarios, ¿o tienes, como dices, pruebas al contrario? ¿alguna publicación científica con resultados positivos sobre homeopatía? Merecería el Nobel de Medicina.

      Seguimos esperando algún enlace a un paper, estudio científico de calidad, etc.

  5. Pingback: Los datos de la Consejería de Sanidad permiten demostrar con cifras que la privatización sanitaria no ahorra sino que encarece. Revista de Prensa LVDH « LA VOZ DEL HULP

  6. La homeopatía consiste en diluir de tal forma un principio activo que en la dilución resultante no queda ni una molécula del principio activo. Cualquier estudiante de Bachillerato sabría hacer ese simple cálculo.

  7. anadeph dijo:

    Perdonad, pero no voy a aprobar comentarios que puedan resultar insultantes para nadie, y menos para otros lectores del blog. Esta es mi casa y quiero mantener la paz. Un saludo.

  8. Pingback: La ética del placebo. #NoSinEvidencia | Curar a veces, aliviar a menudo, consolar siempre

  9. martincx dijo:

    Hola recién descubro tu blog y esta entrada me ha encantado, te aporto dos cosillas interesantes (hmm, por no usar otro término) que leí por ahí cuando un defensor de la homeopatía se metió a pelear en mi blog:

    Remedio homeopático de Sangre Menstrual

    y en el colmo del Absurdo:

    El Muro de Berlín

    Cosas que uno ve…

    Saludos.

    pd: La ministra Mato es un personaje peculiar. Por suerte en otros lares no pasa lo mismo: http://www.eluniverso.com/vida-estilo/2013/12/02/nota/1866741/uruguay-se-prohiben-gotas-homeopaticas-tratar-cancer

    • anadeph dijo:

      Perdona, no entiendo alemán, ¿para qué se supone que sirve esa porquería? En realidad no sé si quiero saberlo, puaj!!! 🙂

      • martincx dijo:

        Perdón, :mrgreen: , guten tag, yo tampoco entiendo, pero en la parte superior está el enlace a la versión inglesa (la banderita de uk). Supongo que como otra denominación de este “producto” (o pócima 😉 ) es PMS, pues bueno… por allí va la cosa, aunque quien sabe con esta brujería.

  10. anadeph dijo:

    ¿Ves? Era mejor no saberlo… Qué asquete!!

  11. Ignacio dijo:

    La homeopatía agua con azúcar?? Falso! A mí me dan píldoras deshidratadas, que ya no llevan agua. Qué timo… 😉

  12. Vamos a ver,si alguien defiende la homeopatía soy yo., Luesinun herencia de la sifilis,Su lengua esta para verla en muchos enfermos hijos de padres que contrajeron la sifilis, y la heredas sifilitica,incluso puedo presentar una foto de la lengua heredada de este gran homeopático”Lengua fisurada con dos profundas grietas a cada lado de la linea media,la lengua presente las impresioes dentales marcadas”,a su disposición para enviarle una foto de este tipo de lengua que la médicina convencional no conoce

    • anadeph dijo:

      No entiendo qué quieres decir. La sífilis produce muchas alteraciones en la lengua conocidas desde siempre por la Medicina que tú llamas convencional.
      Quito tu mail del comentario, no permito nunca datos personales de nadie.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s