Incentivos

Parece ser que a nuestro Consejero le sorprende o preocupa que los médicos trabajemos sin otros incentivos “más allá del puro altruismo”.

Hombre, si llegan incentivos bien pensados bienvenidos sean (aunque depende, que yo he vivido sistemas de incentivos que premiaban a los mediocres y agobiaban a los currantes…). Sinceramente no espero mucho de ellos cuando la mayoría de los objetivos que me han propuesto hasta ahora han sido de ahorro y gestión cortoplacista, y no tenían nada que ver con la calidad de la asistencia. Sin mencionar los incentivos perversos de algunos sitios (cuanto más ahorro, más sueldo, aunque suponga menos calidad).  ¿O será que está maquinando bajarnos el sueldo y que el resto lo cobremos en incentivos?

Pero a lo que iba, ¿le sorprende que a los médicos nos incentive el altruismo de nuestro trabajo? Pues mire, la mayoría elegimos Medicina por eso (si alguno la eligió para hacerse rico, supongo que ya se habrá arrepentido). Y sí, nos incentiva salvar vidas, o mejorar su calidad, o controlar los síntomas de un paciente moribundo.

Es lo que tiene estar tan loco como para estudiar 6 años + el MIR + hacer una especialidad currando como bestias + volver a empezar con 30 años. Que si solo lo haces por dinero no funciona.

Es lo que tiene no tener horario (si a las 3 quedan pacientes en la sala de espera, si cuando sales de guardia hay que atender una parada, si hay una catástrofe…), tomar decisiones gravísimas a la carrera, trabajar hasta 32 horas seguidas. Que si lo haces por dinero no funciona.

Es lo que tiene tener cada vez condiciones laborales más precarias, que te descuenten 10 horas de lo que te deben por tus guardias, que no te dejen trabajar lo legal, que te acusen de manipular a los pacientes. Que si lo haces por dinero no funciona.

Es lo que tiene oír constantemente que si tienes plaza fija (gracias a un doctorado, mucha investigación, docencia, publicaciones y un examen igual para todos) es que eres un vago y te acomodas. Que si lo haces por dinero no funciona.

Así que, vista su preocupación, me he atrevido a hacerle una lista de incentivos que sí podrían motivarme. A ver qué le parecen:

– Que mis pacientes tengan de verdad libre elección. Que no les castiguen con mayores retrasos cuando eligen operarse en la pública. Que no les presionen cuando les llaman del call center. Que no les saquen de los programas de cribado por “diferencias” con las concertadas.

– Que todos los hospitales nos midamos por el mismo rasero: no vale recortar a unos y actualizar por IPC a otros. Y menos aún pagar por hospitales cerrados.

– Que me dejen trabajar las 37,5 horas semanales para sacar adelante la lista de espera. Porque vemos impotentes que hay pacientes pasándolo mal con los retrasos.

– Que se solucione la situación de mis compañeros que renuevan mes a mes desde hace años. Porque esa precariedad también va en detrimento de la asistencia.

– Que mis impuestos se destinen a la sanidad hasta el último céntimo. Sin reservar una parte para una empresa de capital riesgo.

– Que mis pacientes tengan las mismas oportunidades que los del resto de Comunidades Autónomas.

– Que se renueve ese material que va quedando obsoleto en los hospitales públicos por falta de planificación.

– Que la gestión de la sanidad pública la lleve alguien que crea en la sanidad pública. Y que sepa de sanidad. Y que escuche y valore a sus profesionales.

Creo que no pido mucho.

Anuncios
Esta entrada fue publicada en Medicina, Sanidad Pública. Guarda el enlace permanente.

3 respuestas a Incentivos

  1. Angel dijo:

    Hola Ana:

    ¡Enhorabuena por cómo has expuesto, una vez más, todas las miserias que nos rodean!
    Tan solo te apuntaría que (personalmente) creo que sería un gran incentivo ver como se elimina la mediocridad de nuestro sistema, que haberla hayla, y se reconoce alguna vez la meritocracia… ¡Ojalá lo veamos algún día!

    Pero eso sí, espero que a mis pacientes no les concedan las mismas oportunidades que en otras Comunidades Autónomas, sino más bien que a los de otras Comunidades se les ofrezcan las mismas oportunidades que aquí, al menos en el tratamiento de distintos cánceres

    ¡Gracias, y que sigas escribiendo tan bien!

  2. Javier Uceda dijo:

    Muy loables tus deseos, pero hoy por hoy una quimera, no sé si algún día algún Gobierno decida dejar la sanidad en manos de profesionales defensores realmente del Sistema público; si es así espero tengan el buen juicio de contar con profesionales como tú; sí hacer hincapié en las condiciones de muchos profesionales,que trabajan día a día con la incertidumbre del contrato precario,en un país que tiene déficit sanitario según la ratio europea es vergonzoso. Como siempre un placer y un alivio leerte.

  3. Pingback: Lentejas para pacificar a los profesionales, que siguen exigiendo el fin del desmantelamiento del Sistema Sanitario « LA VOZ DEL HULP

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s