Queridos Reyes Magos…

reyes-magos-LQueridos Reyes Magos:

Este año he sido buena (si le preguntáis a algún consejero os dirá que no, pero no le hagáis caso). Así que os envío una larga lista de peticiones. Sé que voy con el tiempo un poco justo, pero como sois magos…

– Lo primero, que los tres periodistas y los cinco médicos secuestrados en Siria vuelvan a casa. Hoy mismo. Junto con todos los que estén retenidos lejos de sus familias.

– Que todos los niños del mundo pueden tener infancia. Sin conflictos, sin hambre, sin explotación laboral. Con educación, con sanidad, con el cariño de los suyos. Que nadie llegue al cole sin desayunar.

– A las niñas que viven marginadas por el hecho de serlo, una buena dosis de coraje. La necesitan.

– Para los ancianos, que aliviéis su soledad. Que los que llegamos detrás sepamos respetarles y cuidarles como se merecen. Para los que sacan adelante a sus hijos en paro, un millón de abrazos y el reconocimiento de todos.

– A los enfermos llevadles salud. Pero no os paséis, que me dejáis sin trabajo. 🙂

– A los que han utilizado la política, los sindicatos y los cargos públicos para beneficio propio y han olvidado el sentido de servicio que tiene su profesión, llevadles carbón, mucho carbón.

– A los de las concertinas, y a los que han eliminado la universalidad de nuestro sistema sanitario, que les elija los regalos Baltasar. Él sabrá. A los que han retirado la tarjeta sanitaria a los emigrantes, de paso, recordadles que el Niño Jesús también creció en el exilio. Ellos le habrían dejado sin pediatra.

– A los que están fuera por razones de trabajo, compradles un billete de vuelta. O enviadles todo el cariño de los que estamos aquí. Y mucho, mucho ánimo.

– A los españoles ilusión, que falta nos hace. Convencednos de que entre todos podemos levantar esto. Y si es posible, llevaos a los que nos lo impiden.

– A los que trabajan por los demás, a los que se dedican al voluntariado, a los que regalan su tiempo, su sonrisa, su sangre… llenadles los zapatos de todo lo mejor.

– A mis pequeñajos de Perú, que ya habrán crecido, un médico que pueda atenderles todos los días del año. Y luz eléctrica. Y agua potable. Y una vida digna.

– A los que trabajan esta noche, además de un montón de regalos, obsequiadles con una buena guardia.

Para mí no pido casi nada. Me conformo con que el día 10 traigáis a todo el personal sanitario y a los pacientes el regalo de una sanidad pública y equitativa. No pido nada que no sea justo, ya lo sabéis. Y hemos sido bastante buenos.

Gracias, Majestades, por seguir trayendo ilusión en medio de la crisis.

@anadeph

PD.- Si os sobra carbón y no sabéis dónde dejarlo, llevadlo a la calle Aduana 19. 😉

Anuncios
Esta entrada fue publicada en Historietas. Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s