¿Y por qué no abrimos las puertas de la UCI?

16178146-personaje-de-dibujos-animados-orange-no-puede-abrir-la-puerta-de-salidaDespués de esto que conté aquí voy a tener que rectificar. Este año sí me traigo algo del congreso. Un ramalazo de esos que me dan de vez en cuando.

En mi vida profesional he tenido más de una vez uno de esos “brotes”. Lo tuve con la enfermedad neurmuscular y la movilización precoz de los pacientes, con el delirio, con la información a familiares… Y de cada brote ha ido surgiendo algún proyecto con más o menos éxito. Lo malo es que todos me duran hasta hoy, sumándose unos a otros.

Y el caso es que del congreso he vuelto otra vez “brotada”. Me explico. En una sesión contaron que la UCI del Hospital San Pau y Santa Tecla, de Tarragona, es una UCI de puertas abiertas: acceso libre de 13 a 22 horas y posibilidad de que las familias llamen a cualquier hora del día para recibir información de la enfermera responsable. ¡¡Cómo no me voy a brotar si casi me muero de envidia!!

Y me ha hecho pensar mucho. ¿Entonces la UCI de puertas abiertas es posible también en adultos? ¿No es solo la utopía de unos cuantos locos (entre los que me encuentro)? Y desde ayer no he dejado de preguntarme, ¿por qué no abrimos las puertas de la UCI? ¿Por qué la hemos convertido en un coto cerrado para las familias, excepto durante dos míseras horas al día, si es que llega?

¿Lo hacemos por los pacientes? ¿Quizá porque están demasiado graves y necesitan mucha vigilancia? No lo creo. Nadie ha demostrado que las visitas familiares afecten negativamente a la evolución de los enfermos críticos. Todo lo contrario: mejoran el ánimo de los pacientes y reduce la incidencia de delirio.  ¿O es porque dificulta las curas y técnicas? Tampoco lo creo. ¿Qué problema habrá en pedir a los familiares que salgan un momento para el aseo o para algún procedimiento invasivo? Y al contrario, todos sabemos que nuestros pacientes, cuando están conscientes, esperan con más o menos ansiedad el momento de la visita. Un día en la UCI es enormemente aburrido.

Pues si no es por el paciente, ¿lo hacemos acaso por sus familias? ¿Porque sería estresante para ellos tanto aparato, alarmas y movimiento? Probablemente es mucho peor lo que su imaginación construye mientras están esperando fuera. Estoy segura de que les ayudaría vernos trabajar, comprobar las medidas que garantizan la seguridad de los pacientes, encontrarnos accesibles, e incluso descubrir nuestro lado humano. Cierto que habrá que dedicar algún rato extra a explicarles lo que es cada aparato y que no se alarmen con los cambios en los monitores, a responder sus dudas y dirigirles una palabra amable. Y que todos sabemos que hay familias muy demandantes. Es una pequeña sobrecarga en el trabajo. Pero lavarse las manos y cambiarse los guantes también lo es, y lo seguimos haciendo porque beneficia al paciente. Siempre existirá, además, la posibilidad de restringir las visitas que alteren al enfermo o molesten excesivamente al resto. Probablemente la mayoría lo entienda sin problemas.

Seamos sinceros, tener a los familiares fuera es más cómodo para el personal. Y me temo que ese es el único motivo que perpetúa las UCIs cerradas. Pero, como he oído en otra mesa del congreso, en la UCI lo primero debe ser el paciente, después la familia y luego nosotros. Si ese pequeño esfuerzo por nuestra parte puede hacer más agradable (¡más humana!) la estancia de nuestros pacientes y sus familias, merece la pena intentarlo. Porque bastante duro es ya tener a un ser querido ingresado en la UCI. Según contaban, en Santa Tecla hubo profesionales que se resistieron al cambio (cómo no), pero ahora están todos encantados. Y es que, al final, saber que se están haciendo las cosas bien es el mejor incentivo para los que trabajamos en esto. Habrá que lanzarse.

Así que he vuelto del congreso convencida de una cosa: el FUTURO está en las UCIs de puertas abiertas. Entonces, ¿por qué no convertirlo ya en PRESENTE? ¿Nos atrevemos?

Dos postdatas: el primero es que me gustaría leer vuestros comentarios, como profesionales y como potenciales pacientes o familiares. El segundo es un aviso: como sé que me lee gente de mi propio servicio, que sepáis que cuando me broto puedo llegar a ser muy insistente (vamos, una pesada). Y que soy muy cabezota. Vayan preparándose… 🙂

Anuncios
Esta entrada fue publicada en Bioética, Historias de la UCI, Medicina. Guarda el enlace permanente.

39 respuestas a ¿Y por qué no abrimos las puertas de la UCI?

  1. neumocito dijo:

    Hola ANa,
    Dos comentarios, como médico y como familiar.
    Como médico, soy neumólogo (fácil de sospechar por mi nick) y trabajo en planta-intermedios respiratorios y ocasionalmente en mi consulta de neuromusculares, específicas de enfermos con ventilación mecánica, y especialmente trabajo con enfermos de destete difícil (me surten de “clientela” mis colegas de la UCI y anestesistas ;). Y cuando sacas de la UCI a un enfermo a una habitación, con algo tan tonto como ventanas, una tele o la posibilidad de estar acompañado y con un sillón para el familiar, pero manteniendo la monitorización, la ventilación mecánica, etc, te puedo garantizar que influye en el ánimo de paciente, y estoy seguro de que facilita desde la retirada de la ventilación hasta la rehabilitación de su miopatía de paciente crítico o como dices, limita de manera notable la agitación y los episodios de desorientación. Y sin embargo, en ocasiones, preferiría enfrentarme al pasar planta sólo con el paciente y no tener al familiar pegado al monitor y preocupado porque la SpO2 ha bajado de 98% a 95% o porque pita el respirador cuando el paciente tose. Son frecuentes en las primeras 24-48h, cuando el paciente y los familiares, tras uno, dos o tres meses en la UCI se aclimatan al nuevo entorno, las demandas continuas por cosas que podráin considerarse menores, que suelen enervar a las enfermeras.
    Pero también he sufrido como familiar…hace unos 5 años operaron a mi padre, una intervención neuroquirúrgica, que se complicó, con resangrado, craniectomía descompresiva y crisis comiciales generalizadas y refractarias, las primeras 24h casi cada 2h. Esas primeras 24h, supongo que me lo permitieron por cortesía profesional, lo estuve acompañando initerrumpidamente, con el estrés de andar mirando el monitor, el nivel de consciencia, el drenaje, ..etc. Un compañero se percató de mi estado de ansiedad y me mandó a casa, sin posibilidad de réplica. Agradecí, a partir de aquel momento, saber que estaba en las mejores manos y pasar a verlo solamente en las horas de visita.
    No se, si fuese alguien ajeno a la medicina, y acompaño a mi padre mientras sufre crisis comiciales, o le tienen que cambiar el drenaje o…, a lo mejor no entendería alguna de las cosas que vemos como rutinarias…

    • anadeph dijo:

      Claro, hay casos y casos. Lo que cuentas del paciente que pasa a planta es normal, les da mucho miedo y se sienten abandonados cuando el nivel de vigilancia se reduce. Igual parte de la culpa es nuestra por no explicarlo antes.
      Y lo de tu padre, claro, en ocasiones igual hay que mandar a las familias a casa, también para que descanses. Pero la UCI abierta permitiría visitas más prolongadas a pacientes conscientes por un lado, y que el que quiera venir sólo media hora porque su familiar sigue sedado pueda venir con un poco de flexibilidad. Nuestros familiares a veces tienen muchos problemas con horarios de autobuses, por ejemplo.
      Yo creo que el truco es flexibilizar e individualizar.

  2. ma. Virginia Binagui dijo:

    Desde Uruguay le escribo. Muy interesante lo q he leído y estoy d acuerdo. Trabajo como Supervisora Enfermería hace 20 años en una UCI polivalente adultos y fui Lic. Enf. Operativa x 10 años en la misma UCI. Cd se autoriza a fliares visita flexible se nota una importante resistencia dl personal pero estoy d acuerdo q lo primero es el paciente. Trabajaré en este tema. Gracias por compartirlo.

  3. María Elena Romano dijo:

    Hace tiempo que estoy sosteniendo esto en el lugar donde trabajo. Estoy absolutamente de acuerdo. Voy a ver si me “broto” también y vuelvo a la carga. Gracias por el aporte

  4. Mónica dijo:

    Querida Ana de Pablo, creo que yo tambien me he brotado en el congreso debe de ser que hemos frecuenciado las mismas mesas redondas y comunicaciones y nos hemos contagiado, estoy contigo en que he pasado envidia de los/as compàñeros que han conseguido abrir sus UCIs con el proposito de extender nuestras mejores practicas tambien a las familias; debo decir que debemos retirarnos el estigma que tenemos de considerarlas como el “enemigo” que nos va a estar observando para sacarnos ” defectos”, los familiares al igual que los pacientes nos valoran y si además nos vieran actuar” in situ” seguro que mejorarian la percepción de nosotros.
    Creo que nos da miedo hacer cambios porque en el fondo somos una profesión que trabajamos con la rutina del “siempre ha sido asi”, pero esto tiene que cambiar debemos tomar ejemplo de los que han sido mas innovadores, han probado y además sorpresivamente han obtenido buenos resultados,para mi no hay nada mas gratificante que la gratitud de mis pacientes y en extensión de sus familiares;sentirme últil y trabajar para los demás, esos han sido los pilares que me empujaron a ser enfermera, por lo que querida ya sabes que soy antidelirio, brutalmente social, que me gusta estar a pie de cama cuando los familiares entran el la unidad, vamos en resumen que no me das miedo, jajaja. Creo que lo vamos a conseguir, podemos!!!!! tienes mi apoyo incondicional.
    PD:No obstante soy consciente de que los cambios cuestan, y que hay que dar la oportunidad de que se expresen los miedos y los temores, pero que esta es la linea de trabajo y no nos podemos quedar atras.

    • anadeph dijo:

      ¡Bieeeeeen! Otro brote “compartido”, jejeje. Sí, estoy de acuerdo en que los cambios tienen que ser progresivos, no podemos pasar de todo a nada y seguro que hay mil pegas que irán surgiendo, y que a lo mejor ni siquiera nos hemos planteado. Pero la primera piedra ya está puesta… 🙂

  5. mj mas dijo:

    El Hospital Sant Pau i Santa Tecla es mi hospital. (Coloquialmente conocido como La Tecla).
    Un hospital pequeño pero con gente muy entusiasta amante de su trabajo.
    😊
    Mi experiencia como pediatra que ha vidto implantar las puertas abiertas en UCI neonatal es que al principio cuesta acostumbrarse a la presencia de los padres, pero una ves te acostumbras mejora todo. La relación de confianza con la familia, sentirse observado impide que te distraigas y los procedimientos y la higiene se cuidan mucho más aún (de paso la de los familiares).
    Además opino que los hospitales en los próximos años van a “reducirse” a servicios centrales, hospital de día, sala de urgencias, UCIs, consultas externas y poco más.
    Anímate con el proyecto, no te arrepentirás.

    • anadeph dijo:

      ¡¡Pues dales la enhorabuena, nos dejaron a todos con la boca abierta!! El mío también es un hospital pequeño, quizá el entorno ideal para empezar con programas como este. A ver si lo conseguimos…

  6. juan carlos sanchez echeverria dijo:

    Hola. Leo con agrado su participacion que nos hace respecto a la uci de puertas abiertas. Creo no solo en ello, estoy convencido. Pero aun mas alla, considero la participacion activa de la familia en el tratamiento, ejemplo de ello es cuando el personal de rehabilitacion instruye los mivimientos a realizarss en el paciente por parte de los familiares.
    La resistencia a este cambio radica (una opinion personal sin nivel de evidencia), en que socioculturalmente tendemos a resguardar ” nuestros remedios” como los antiguos curanderos, inconcientemente creemos que se expondra nuestra magia.
    Pero los resultados deberan hablar por si mismos, asi que le aliento a continuar con su esfuerzo y publicarlo. Gracias.

    • anadeph dijo:

      Nosotros, por ejemplo, enseñamos a los familiares los cuidados elementales de las traqueostomías antes del alta a planta. No les supone un agobio, pienso que más bien agradecen poder participar. Muy buen apunte. Gracias

  7. Dos palabras que no se mencionan: Enfermedad nosocomial….Sin embargo, no parece mala propuesta, menciona puntos a favor del paciente y él está primero…Quizá yo estaría completamente de acuerdo si fuera sólo con pacientes que no estén en un proceso infeccioso, o bien, con las medidas de seguridad adecuadas para los demás.
    Gracias.

    • anadeph dijo:

      Bueno, quizá haya que individualizar según cada paciente, pero eso ya lo hacemos con la visita normal. Con unas medidas de seguridad adecuadas no creo que sea mucho problema. Incluso si por ese motivo tuviéramos que restringir el tiempo de visita, no deja de ser más cómodo para la familia que sea flexible: quizá solo puedas entrar media hora, pero no hace falta que sea a la una si no te viene bien…

  8. Gloria3004 dijo:

    Yo trabajo en una Uci abierta, un acompañante a cada box durante las horas 24 horas del dia, menos de 8 a 9.30 que hacemos salir a las familias. Y durante las visitas de 12.30 a 14 y de 18.30 a 20 puede haber 3 acompañantes. Para entrar en la uci, nada de batas, lavado de manos y ya esta. He trabajado tambien en uci’ s cerradas y la verdad VOTO LAS UCIS ABIERTAS. No hau que tener miedo, la familia es un gran apoyo para el paciente, y a mi personalmente, no me molestan a la hora de tomar constantes, ni cuando hago la limpieza de la boca o sacar sangre, que va, interactuas mas con la familia y con el propio paciente. A cuantos nos gustaria si nos pasara algo tener a nuestra familia al lado y no depender de los rigurosos horarios de las visitas

  9. soraya dijo:

    Es difícil, en mi unidad la información de enfermería se da las 24h , les animamos aque llamen a la hora que quieran, si se despiertan de noche y piensan en su familiar, les decimos que nos pueden pegar una llamada si quieren sin problema. Ahora , las visitas es complicado, no digo que sea ni mejor ni peor que ahora, solo complicado. Según el trabajo que tengamos en ese momento, las demandas de la familia…. Esque sencillamente hay muchas ocasiones que no podemos atender a sus cuestiones constantes, por falta de tiempo, así de crudo. Y cada vez que cambia un número preguntas, que es lógico, porque aunque te lo pregunten mil veces quieren saber más, por ansiedad, por querer saber… es lógico, pero no es fácil trabajar así.
    A mí todo lo que sea mejorar me parece bien, pero no a costa de mi lomo ,que está muy sufrido ya. Me gusta trabajar con dignidad y eso supone mejores condiciones, incluido en tiempo. Si se tienen en cuenta todas las variables, adelante.
    En mi servicio necesitamos mucha mejora antes de que una cosa así se pudiera implantar, que se podría hacer ,claro, pero no en las condiciones actuales.
    Que es por nosotros ,está claro, pero la familia a veces ayuda y otras veces estorba, eso también está claro.
    Nosotros tenemos ventanas, que suerte, y ven el día y la noche. Tele no pero radio si, menos da una piedra. Asientos, pues se los ofrecemos si podemos. Si tienen la desgracia de estar en momentos finales, se tiene sensibilidad y se da carta blanca en la medida de lo posible en cuanto horario y número de personas, aunque en estos casos la medida que más me gusta es la de trasladar al paciente a una habitación , para que la familia pase sus últimos momentos en la intimidad.

    Supongo que estaís trabajando en todos los aspectos, seguiré la evolución de ello.

    • anadeph dijo:

      Claro, antes de poner en marcha el tema hay que contar con todas esas variables. Quizá dependa de que la explicación inicial a la familia sea detallada, para que sepan qué pueden esperar y qué no. O establecer la información de enfermería en determinados momentos, o explicarles que si hay lío en la unidad no podremos estar pendientes de ellos hasta el final del turno… no sé, hay que pensarlo. Y surgirán mil pegas, pero no pueden paralizarnos. Gracias.

  10. Odiseo64 dijo:

    Me gustaría poner un contrapunto a la mayoría de los contertulios y mandar un mensaje por las UCIs cerradas, pero… no puedo.
    Estoy seguro que, al menos, en los pacientes conscientes, la posibilidad de que la familia o amistades puedan acompañar al paciente el tiempo que puedan, me parece estupendo. Y desde luego, cuando un familiar está trabajando, el que se le constriñan las visitias a los horarios rígidos de las UCIs cerradas, me parece locos (sobre todo cuando escuchas a colegas, sean médicos, enfermeras o auxiliares, que este paciente no es querido pues su marido o su hijo solo van los fines de semana).
    Otra cosa es el problema de la información, que me parece más polémica sobre todo para familias más demandantes o ‘paranoicas’, que las hay. El que pregunten a cualquier hora y que les informen diferentes personas a lo largo del día, , l el cambio de matiz entre informaciones, les podría inducir a desconfiar. Cuando solo informa uno, y me refiero en casos especiales, puede optar por una estrategia de información más dirigida. Pero bueno, es una opinión.

    • anadeph dijo:

      Sí, pero eso ya pasa: las familias preguntan en cada turno, muchas veces lo mismo, O aprovechan el fin de semana para preguntar lo mismo a un médico ditinto. El tema estaría en ver qué información se da fuera de la hora “oficial” de informar: estado general, constantes… y sobre todo lo que le hacemos y para qué lo hacemos. Yo lo de la llamada 24 horas no lo veo, entre otras cosas por protección de datos, pero habría que estudiarlo. Gracias

  11. Gabi Heras dijo:

    Enhorabuena por tu post Ana. Sin duda alguna no se pueden poner puertas al mar y hemos de trabajar en una sola línea. Hay que escuchar todas las posturas y acercarlas, estamos más cerca que nunca y para mí, estas son las bases de la humanización de los cuidados intensivos: horarios de visita, mejora de la información, estabilidad laborar y luchar contra la insatisfacción y el burn-out. En definitiva, volver a nuestros básicos es fundamental para recuperar esa vocación. http://www.humanizandoloscuidadosintensivos.com/2014/06/las-bases-de-la-humanizacion-de-la-uci.html

  12. Sonia dijo:

    Si con este brote se puede alcabzar el exito, bienvenida la locura!!!!!!
    No creo que haya evidencia científica que demuestre que la presencia de los familiares sea perjucial para el paciente y creo como tú, que simplemente es una excusa barata para trabajar si público que nos evalúe. Aunque entiendo como enfermera, la crispación que supone tener un familiar al lado que no te deje realizar tu trabajo, ya sea por que no entiende ( o entiende demasiado), por miedo o ansiedad, ya que la uci es un lugar complejo, pero siempre se puede personalizar.
    Los días en la uci son tremendamente largos y sería fantástico poder contar con alguien que te reconforte a tu lado. Estoy segura que procesos respiratorios y sobre todo la incidencia de delirium disminuiría notablemente. Además de poder abrir el abanico de posibilidades a esas personas que por diversos motivos, no pueden ajustarse a los horarios extraterrestres que tenemos en muchas de nuestras ucis y sobre todo, cuando el proceso se alarga. Si consigues que tu locura se contagie en tu servicio, házmelo saber please!!!!!

  13. Pablo dijo:

    Hola, yo no soy intensivista, yo trabajo en una unidad de C. Paliativos en domicilio y, claro, hago todo con la familia delante. En mi caso yo soy la gallina en el corral ajeno, no como en vuestro caso, amos del gallinero en el que caen los pacientes que no saben las normas que rigen allí, ni el comportamiento considerado correcto, en definitiva, un medio hostil, muy diferente a cualquier otro al que se han enfrentado en sus vidas.
    Con frecuencia los familiares de mis pacientes preguntan si se tienen que salir de la habitación durante las curas o una simple exploración pues es a lo que están habituados en el hospital. No solo en las UCIs, también es frecuente que en las plantas se haga salira los familiares durante lavisita.
    Mis familiares tienen que administrar dosis extra de fármacos cuando los síntomas se descontrolan y para ello tienen que familiarizarse con las palomillas subcutáneas, aprender a cargar medicación de una ampolla, les enseño a detectar o al menos a sospechar un globo vesical en pacientes ya muy malitos… Todo eso es imposible si no han estado presentes antes durante las visitas.
    Por otra parte, constato cada día la zozobra de quien ha mantenido el “kit básico” de gafas nasales + vía + constantes por turno hasta el momento mismo del alta. ¡Que vulnerables se sienten al prescindir bruscamente de tanto control! ¿era necesario o rutina?
    Hay brotes que prometen. Enhorabuena.

  14. 1vin dijo:

    Haber si la teoría es preciosa… supongo que todavía queda mucho camino por recorrer. Yo en la UCI que he trabajado lo veo díficil implantar ese programa, tan flexible con los familiares y tan poco con el profesional que atiende a su allegado.
    Los familiares no tienen porqué saber normas de seguridad e higiene que pueden verse comprometidas (como un aisalmiento por contacto etc). Es una gran iniciativa, pero que considero que no va ha tener buena acogida en lugares con grandes volumenes de trabajo… eran 14 boxes en la más grande que he estado y como te toque un mal día no te da tiempo ni de saludar a tu compañera… como para estar pendiente de la llamada de la abuela, “haber que tal está su hijo y si ha dormido bien” …. es que me lo imagino… entiendo que es beneficioso para el paciente, pero no creo que sea oportuno abrir las puertas de par en par a todas las UCI’s “y que pasen y vean…”
    Creo que tiene su aspecto positivo, y su lado sombrío que habrá que sopesar, y del que no veo nada en el post… Un saludo!

    • anadeph dijo:

      Claro, supongo que habrá que pensarlo bien, adaptarlo a las circunstancias de cada UCI, explicarlo bien y dejar claro a las familias qué pueden esperar y qué no. Y hacerlo progresivamente pista poder ir saliendo al paso de las pegas. Lo de los aislamientos y tal podemos explicarlo y enseñarles, al fin y al cabo ya lo hacemos con la visita normal…
      No es fácil, pero pocas cosas lo son en la UCI 🙂

  15. Miguel dijo:

    Ni te cuento como te sientes como paciente, pásate unos días en una UCI y los días “tienen 98 hs” y “la soledad” no ayuda a la evolución de la enfermedad.

  16. Mariluz dijo:

    Yo he trabajado como enfermera 13 años en una uvi de adultos que tú muy bien conoces. Allí había unos horarios para la visita pero es verdad que éramos flexibles en muchas ocasiones por diferentes motivos: gravedad extrema, empeoramiento brusco, fase terminal y también por incompatibilidad de horarios de la familia, familiares que vienen de lejos para poder ver al paciente grave, incluso curiosidades como pacientes con dos parejas o familares con malas relaciones entre sí que entraban a horas distintas para no verse. Yo siempre he trabajado en el turno de noche, quizá eso nos daba más libertad para “saltarnos” las normas, pero recuerdo que lo hacíamos con libertad y con facilidad.
    Lo habitual es que estas visitas fuera “de horario” no ocasionaran problemas. A mí personalmente me gustaban ,me reconfortaba saber que el paciente y la familia agradecía ese tiempo de estar juntos en momentos tan difíciles y me hacía conocer mejor al paciente que, en ocasiones,ya había conocido inconsciente.
    Ahora llevo 6 años en una unidad de cuidados intermedios neonatales pero que frecuentemente también tiene pequeñines con mal pronóstico,ventilación mecánica no invasiva,etc…vaya…que es casi una uvi .Es una unidad de puertas abiertas 24 horas a ambos progenitores o progenitor más acompañante en caso de monoparentalidad y es una maravilla.los cuidados se dan al niño y a su familia.Imaginaos la necesidad de un recién nacido del contacto físico con sus padres y la importancia que tiene para que se vinculen adecuadamente con su hijo.
    Observo que sí hay conflictos frecuentes sobre todo durante el turno de tarde porque también vienen el resto de familiares durante un par de horas. Quizá hay demasiado trabajo para cada profesional, quizá somos poco empáticos ,quizá nos crea inseguridad tener tan cerca de la familia…
    Espero que pronto haya una “orden” de arriba y que obliguen a que las ucis de adultos sean unidades de puertas abiertas como han hecho con las ucis neonatales y pediátricas. Cambiar mentalidades de otros compañeros es bastante difícil y facilitaría mucho que desde arriba se impusiera. La resistencia al cambio es una montaña muy alta y es agotador escalarla.

    Lo que está claro que para pacientes y familiares es lo mejor y por tanto debemos trabajar en esa dirección Debemos tener presente que también el cuidado de la familia es trabajo nuestro…informarles, ofrecerles apoyo emocional y entender sus reacciones de desconfianza, de ansiedad de rabia como algo totalmente normales. NO es nada personal contra nosotros, simplemente están viviendo una experiencia intensa, traumática, en ocasiones trágica y lo que tenemos que hacer es contenerles,apoyarles y no juzgarles.

    Mucho ánimo y ten en cuenta que los comienzos son difíciles.

    Mariluz

  17. Alicia dijo:

    Estimada Ana : preparando una charla sobre este tema que mucho me interesa, leí lo que escribiste. Dirijo una UCI pediátrica que es de puertas abiertas, los padres o a quien ellos dejen permanece si lo desea las 24 horas junto a su hijo criticamente enfermo, pero además los invitamos a quedarse durante las maniobras invasivas, vías venosas ( periféricas, profundas o centrales ), intubación u otras . Acompañan a sus hijos en ese caso ambos, si van a morir y estamos trabajando en la presencia de los mismos en la RCP . Creo sin duda que debemos cambiar, abrir nuestras cabezas a esta nueva medicina asertiva que beneficia al niño , a los padres y a nosotros mismos. Estoy convencida que estoy no puede manejarse por normas, que conlleva un cambio en el pensamiento y la acción, que respeta los derechos de todos. Un abrazo a la distancia

  18. Pingback: Las bases de la Humanización de la UCI – hucipruebas

  19. Pingback: The bases of the ICU Humanization – Proyecto Huci

  20. Pingback: Las bases de la Humanización de la UCI – Humanizando la Sanidad

  21. Encarna dijo:

    Hola,me parece estupendo que todavia queden personas humanas,y con una sensibilidad especial para darse cuenta de estos aspectos tan importantes,que cuentas que son de sutil importancia para pacientes y familiares ,como es el contacto fisico con tus familiares.Yo desgraciadamente no he tenido ni la oportunidad de a que mi marido lo ingresaran en la UCI,yo considero que por su gravedad tendria que haber estado en la UCI pero lo llevaron a la habitacion y murio al dia siguiente,sin tener esa oportinidad.

    • anadeph dijo:

      Hola Encarna. Lo siento mucho. A veces hay situaciones que ni un ingreso en UCI puede revertir y hay que optar por no ser demasiado invasivos con el paciente, y por cuidarle hasta el final en otro entorno hospitalario. Un abrazo

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s