Estimado señor ministro…

… No sé si tengo que felicitarle o darle el pésame. Si a mí me ponen ahora de ministra de Fomento (por poner algo de lo que no tengo ni idea) me daría un ataque. Claro que igual es por eso por lo que no soy político.

Por lo que he leído, no tiene usted ninguna experiencia en el mundo sanitario. Le toca ahora ponerse el día de cómo funciona el sistema de salud, aprender en tiempo récord los fármacos que curan la hepatitis C y tratar con unos profesionales profundamente desencantados con sus predecesores. No le envidio.

Y me temo que también tendrá que luchar usted contra la hemeroteca. Claro que al haber sido portavoz quizá ha tenido que defender posturas complicadas. Pero ayer, apenas conocido su nombramiento, ya circulaba esto por las redes sociales:

Imagen1

Y este tipo de declaraciones, señor ministro, choca de frente con nuestra ética profesional. Y no son bien recibidas.

Porque resulta que nuestro Código Deontológico nos exige atender a todos los que nos necesiten, independientemente de su posición o nacionalidad. Y resulta que la mayoría nos hicimos médicos precisamente por eso. Resulta que equiparar el turismo sanitario con la situación de los inmigrantes ilegales no es justo. Resulta que es más caro (y peligroso) tener un tuberculoso sin tratamiento paseando por Madrid que aislarlo y tratarlo hasta que deje de ser contagioso. Que es más barato controlar el riesgo cardiovascular que tratar un infarto agudo. Pero sobre todo resulta que ni usted ni yo elegimos nacer en un país tan afortunado como el nuestro, y no tenemos derecho a jugar al descarte. Porque es la propia Declaración de Derechos Humanos la que reconoce el derecho universal a la asistencia sanitaria.

Claro que habrá que regularlo y evitar fraudes (y quizá pasar la factura a sus países de origen), pero sin perder la esencia de la Medicina y de los Derechos Humanos.

Ya sé que ni usted ni sus predecesoras han atendido nunca a un paciente que desarrolla una patología grave por no haber tenido acceso a tiempo a la atención primaria. Ya sé que no han visto a nadie morirse a chorros lejos de su patria y de su familia. Ya sé que no han conocido la angustia de un enfermo que ni siquiera conoce el idioma para comunicarse con su médico. Ya sé que no ha visto a un herido, dolorido y asustado, llorando por si le pasan una factura que no puede pagar. Ya sé que no se ha encontrado con la víctima de un accidente laboral, abandonada en la puerta del hospital por el empresario que le contrató ilegalmente. Ya sé que no ha visto llorar a una madre que no puede comprar los medicamentos de su hijo. Ya sé que no conoce la tristeza que se acumula en los últimos años en los centros de salud y los servicios de Urgencias.

Puede que su falta de experiencia en sanidad no sea culpa suya, pero le aconsejo que se pasee por los centros de salud y los hospitales. Pero no para hacerse la foto y hablar con los equipos directivos. Hable con la gente de a pie, con los que ven pacientes, con los que alargan su horario laboral para poder atender correctamente a todos, con los que no van a las reuniones ni escriben en la prensa porque están demasiado ocupados atendiendo a la gente. Con los médicos de pueblo, de los centros de salud, de los hospitales públicos. Con los enfermeros y auxiliares de enfermería, con las profesiones sanitarias menos conocidas, con los pacientes. Quizá descubra que somos gente razonable. Que solo queremos que nos dejen ser médicos.

Suerte, señor ministro. Me temo que la va a necesitar.

Anuncios
Esta entrada fue publicada en Medicina, Sanidad Pública. Guarda el enlace permanente.

16 respuestas a Estimado señor ministro…

  1. Reblogueó esto en amparobas1992y comentado:
    Muchas veces, sobre todo cuando estamos en urgencias y miramos a nuestro alrededor, nos enfadamos por que no nos atienden en nuestros males… todo son inmigrantes …
    Muchos piensan yo pago a la seguridad social y ellos tienen mas derechos que yo… que se vayan a su país…
    Otros vienen aprovechando que aquí la sanidad es mas barata que en sus países de origen…
    Otros porque en sus países no pueden darles la cura que necesitan…

    Y YO ME PREGUNTO ¿ DONDE ESTA QUIEN DEBE REGULAR ESTO? ¿ QUE HACEN APARTE DE APARECER EN LA FOTO PARA QUE LA SANIDAD SE “SANEE” ? ¿POR QUÉ NO COBRAN AL TURISMO SANITARIO IGUAL QUE EN SUS PAÍSES DE ORIGEN ?¿ POR QUÉ NO COBRAN A LOS GOBIERNOS DE LOS INMIGRANTES SIN REGULARIZAR EL GASTO DE LA ASISTENCIA SANITARIA QUE SE IMPARTE? ¿POR QUÉ NO SE HACE UNA COLABORACIÓN (REAL) ENTRE PAÍSES, PARA REMEDIAR QUE EN LOS PAÍSES MAS POBRES DEJEN DE HABER CARENCIAS HOSPITALARIAS Y SE PUEDAN COMBATIR LAS ENFERMEDADES O CIRUGÍAS SIN TRASLADARSE ?
    Son preguntas que me hago, pero que ningún ministro de sanidad hasta ahora me ha contestado…
    lo sabeis vosotros.

    • anadeph dijo:

      Sólo un comentario, Amparo, para los que piensan eso que comentas: la sanidad no se paga a través de IRPF, sino por impuestos indirectos. Es decir, que los inmigrantes están colaborando para pagar la sanidad cuando compran el pan o el billete del autobús… Es que a veces se nos olvida. Gracias por comentar

  2. Los derechos son inherentes en el ser humano, se debe atender al enfermo, pero es necesaria una regulación en nuestra sanidad para todos y cada uno de los casos que se suscitan.
    Turismo sanitario, inmigración sin regular, no pode comprar la medicación por falta de recursos… y que no nos digan que ya lo hacen, porque la realidad se vive cada día en los centros de salud y los hoispitales.

  3. perlita1 dijo:

    Dicen que la Salud es un derecho….y eso se les olvida con mucha facilidad, a la hora de hablar de dinero, pero ahí una piensa…¿y si no se hubieran robado lo que se robaron, estarían igual?

  4. Maria Lladó Torres dijo:

    Completamente de acuerdo. ¿ Puedo compartirlo en face ?.

  5. Gracias, Ana.
    Desde lo que lo conocí (y sufrí) como alcalde…todo lo que Alonso sabe de sanidad es comprar ibuprofeno en la farmacia.
    Mucho tendrán que cambiar las cosas para que lea tu carta con interés y se comprometa a hacer alguna de las cosas que tan acertadamente y con tanto respeto le sugieres.

    • anadeph dijo:

      Con permiso, comentario ligeramente acortado para que cumpla las normas del blog 😉
      También he rechazado otro de otra persona, que agredía a algunos políticos. Lo siento, pero no acepto comentarios de ese estilo, incluso aunque pueda estar de acuerdo…

      • Juanan dijo:

        Creía que era respetuoso con este señor y con los políticos a los que te refieres, creo sinceramente que lo están haciendo fatal y sobretodo con la sanidad, nuestra sanidad. Ellos se dan jabón todos los días con sus cadenas televisivas, radios y otros medios de comunicación. No creo que es agresión decirles que no sirven para el puesto que han sido elegidos porque no son dignos de representar a nadie con una política del decretazo.
        Me encanta tu blog, espero que no me impidas que te lea por mi “brusquedad” en los comentarios. Pero me pide el cuerpo esto y mucho más, detesto la política sanitaria de estos últimos 7 años, pero los del PP se llevan la palma, lo están haciendo francamente muy mal. Son indignos con los recortes de la sanidad para los inmigrantes….no puedo, de verdad

        saludos

      • anadeph dijo:

        Por supuesto que no te lo voy a prohibir! Simplemente me pareció que había frases que podían malinterpretarse…

  6. vbevcia dijo:

    Están ocupados en que no los “voten” y vigilando su sillón y cartera.

  7. Rubén Nieto dijo:

    Como de costumbre, has conseguido emocionarme con tu artículo. Lo difundo en las redes.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s