Cuando al médico se le saltan las lágrimas

Hace tiempo escribí una entrada (esta) sobre la relación del médico con sus pacientes en situación terminal. Alguien me pidió que escribiera una segunda parte con la visión del médico: ¿qué hacer cuando al médico se le saltan las lágrimas?. Estaba poco inspirada y la entrada durmió largo tiempo el sueño de los justos en la carpeta de borradores.

En estos días se ha hecho viral una foto en la que un médico llora la muerte de su paciente. Parece que a muchos les ha sorprendido (para bien, supongo) que los médicos puedan llorar. Es momento de retomar aquel post…

tmb1_594081_20150323020918

Si hiciéramos una encuesta entre los que empiezan primero de Medicina, quizá algún iluso nos diría que la eligió por el dinero o el prestigio. Otros pocos, por seguir la carrera de sus padres, o porque les gustaba la investigación. Pero la mayoría nos dirá que quieren ayudar a otros y salvar vidas.

Durante los años de formación, más de uno se encargará de quitarles esa idea de la cabeza, de decirles que la Medicina no es eso, que no hay que implicarse, que es importante mantener la distancia y la neutralidad emocional, que hay que ser frío para ser profesional. Algunos incautos se lo creerán, o lo aprenderán así de sus mayores.

Podríamos quizá preguntar a los pacientes qué es lo que prefieren, un médico super-profesional-pero-frío-y-calculador-modelo-House o un médico al que, en ocasiones, se le saltan las lágrimas.

Conozco médicos de ambos tipos y me quedo con los segundos. Yo no quiero ser House a pesar de sus brillantes diagnósticos. Ni quiero que me atienda alguien como él cuando me sienta enferma y vulnerable.

De hecho, confieso que no seguí las recomendaciones de aquellos profesores tan superprofesionales…

– Confieso que alguna vez se me han saltado las lágrimas cuando he tenido que dar malas noticias. Por algún motivo especial se me hace especialmente difícil informar a los abuelitos. Se les ve tan frágiles…

– Confieso que, más de una vez, he reanimado casi con rabia, negándome a dar un caso por perdido a pesar de todos los signos en contra, sin querer asumir la muerte de aquel joven, de aquella madre, de aquel simpático ancianito…

– Confieso que muchas veces, ante una noticia inesperada, he tenido que retrasar la información unos minutos para hacer acopio de fuerzas, para aclararme la voz y asegurarme de que no lloraría. Y me he preguntado por qué me había tocado a mí precisamente esa guardia, la de las malas noticias.

– Confieso que mi rotación en la UCI pediátrica fue una experiencia preciosa y, a la vez, emocionalmente devastadora. Que lloré con cada niño que perdimos, y también cuando aquel chiquitín, que apenas conservaba un soplo de vida, consiguió un nuevo corazón y, con él, un nuevo futuro.

– Confieso que a veces me “llevo a casa” a los pacientes, que repaso una y mil veces mi actuación y, cuando las cosas se tuercen, me pregunto si podía haber hecho algo más.

– Confieso que me duele el dolor de mis pacientes, que me cuesta mantenerme serena ante las desgracias de algunas familias, que  me implico (unas veces más que otras) en la situación social y familiar de mis enfermos.

Pero no soy un caso excepcional ni mucho menos. Hay tantos médicos así… Y nunca me ha supuesto un motivo de queja por parte de los pacientes o las familias, más bien al contrario. Porque, al fin y al cabo, el verdadero médico tiene el corazón en carne viva y el alma llena de cicatrices. Pero, como los grandes guerreros, enseña con orgullo cada cicatriz. Porque constituyen la señal de su buen hacer, porque cada una de ellas recuerda aquel momento en que aprendió a aliviar y consolar cuando no podía curar. Porque son las marcas de las escaramuzas que le hicieron, no solo mejor médico, sino sobre todo mejor persona.

Anuncios
Esta entrada fue publicada en Medicina. Guarda el enlace permanente.

33 respuestas a Cuando al médico se le saltan las lágrimas

  1. Irene dijo:

    Pues… a menos de dos meses de incorporarme al gremio… yo también quiero ser así =)

  2. mj mas dijo:

    No entiendo otra forma de ejercer la Medicina distinta a la que explicas.
    Los “protocolos”, la fisiopatología, los avances terapéuticos… son lo que estudiamos y nos procuramos para que nuestros pacientes tengan la mejor Medicina. Pero sin su alma (sin la nuestra), los médicos no podemos procurar lo que más buscan nuestros pacientes: comprensión, consuelo y compasión; que son algo más, son la verdadera vocación, verdadera Medicina.
    Gracias Ana. Un abrazo.

  3. libreoyente dijo:

    Enhorabuena!. Me quito el sombrero ante esa humanidad y esa forma de entender la profesión. Cuando llegue mi hora de estar en una UCI quiero que me atienda alguien como tú!. Gracias por tu blog, por tu testimonio y tu estímulo.

    • anadeph dijo:

      Tampoco hace falta que te llegue esa hora… pero en ese caso ya sabes dónde estoy 😉 Pero en serio, no creo que eso sea la excepción, hay mucho médico así, lo que pasa es que no hacen ruido

      • TERESA dijo:

        Ana desgraciadamente, en algún momento de nuestra vida, hemos de pasar por ese trance,
        Desde luego que hay muy buenos médicos, sobre todo si sienten la profesión como una via de ayuda, comprensión y humanidad
        Un saludo, Teresa

  4. Mar dijo:

    Yo creo que es una asignatura pendiente en todos los sanitarios, no estamos preparados para afrontar esta perdida que en nuestro caso ademas nos aporta una sensación de fracaso. Pero debemos secarnos las lágrimas y seguir adelante porque otros pacientes están esperando nuestros cuidados. Nunca se podrá comparar el dolor que sentimos con el que siente la familia o los mas allegados a la persona que fallece, pero por supuesto que no somos de piedra. Soy enfermera de una UCI pediátrica y por desgracia he visto en demasiadas ocasiones morir a niños.
    Gracias por esta entrada.

  5. María dijo:

    Maravillosa entrada, tratar un tema de una forma tan natural, que va de la mano de la profesión sanitaria y a la vez es tabú para algunas personas, me parece genial. Como bien dices hay gente con diferentes formas de vivir las experiencias tristes, pero hablar de ello con naturalidad es muy sano y necesario. A mi me ayuda saber que la gestión de las emociones es algo complicado a veces, y espero que a más gente. Es una asignatura pendiente que tengamos más formación en inteligencia emocional, es una herramienta cotidiana, totalmente necesaria.
    Gracias Ana.

  6. Josep dijo:

    Depués de 40 años de intensivista y varios de coordinador de trasplantes, puedo decir co urgullo que se me han empañado los ojos hasta el último dia… Pero nunca me han temblado las piernas delante de un paro cardiaco…
    Si tu sensibilidad entorpece la toma de decisiones, o bien pones una coraza, o bien lo dejas… Le va la piel al cliente…
    Y cuando no hace mucho la rsidente me contestó que era primero su comida ya que dedicar 60 segundos a informar a la familia del ingreso que todo estaba controlado, pensé que hay cualidades que se deberian examinar y exigir antes de dar el diploma…
    Gracias por pensar en voz alta… No pares, sigue, sigue…

    • anadeph dijo:

      Lo bueno es que esa residente aún está en periodo formativo. Necesita que alguien le enseñe algunas cosas pero ya… 😉

    • TERESA dijo:

      Afortunadamente, no hay demasiadas personas, con tan pocos escrúpulos, a dia de hoy
      pienso que tanto los médicos como los internistas estan tomando el camino derecho, bueno los médicos con más experiéncia ya hace tiempo lo tomaron, y los que siguen, van tomaando buena nota, (en mi casa casa se decia, no basta con ser bueno, también hay que parecerlo), pero alguno queda con esa mala praxis, esperemos que todo lo nuevo que nos viene de juventud, se haga cargo de que las cosas bie hechas, son las que siempre quedan.

  7. Jordi S. Benet dijo:

    Me ha encantado el post, yo particularmente prefiero alguien que sea capaz de empatizar y ofrecer al paciente más comprension y proximidad, aunque sin duda es mucho mas duro para el profesional en cuestión, al que le tocará compartir el dolor con sus pacientes y familiares, pero también más gratificante cuando los resultados son óptimos. Creo que tu eres de estas personas y estoy contigo en lo de que no es cuestión de profesionalidad, es cuestión de ser persona. Para resumir, el dia que necesite la asistencia de un profesional sanitario, me gustaría que fuese alguien como tu.

  8. pilar dijo:

    Como paciente experta y con más de 30 años con mi enfermedad quiero darle las gracias por sus palabras y animar a todos los médicos a que tomen , como usted, la segunda ruta, no todas las lágrimas son amargas y la recompensa por el trabajo bien hecho , los enriquece como médicos y como personas. Humanidad y medicina es el mejor tratamiento

  9. Arturo S.F dijo:

    Si has recibido este post , lo has leído y te has sentido identificado, probablemente estés en el buen camino…. Y más si quién te lo ha enviado ha sido paciente tuyo…. Gracias Pili

  10. Pablo dijo:

    En mi experiencia como paliativista, siempre en la frontera de la vida y de la muerte, constato cada día la gratitud de los pacientes que se sienten reconocidos como seres humanos sufrientes, aunque sea a costa de un nudo en la garganta, la voz quebrada o unas lágrimas a punto de desbordarse. Los mayores gestos de gratitud los he recibido precisamente de aquellos a quienes he tenido que dar las peores noticias. Creo que ellos reconocen y agradecen el esfuerzo emocional que nos supone ser francos cuando se nos pide y siempre cuidadosos en la forma de abordarles.
    Yo también quiero un intensivista como tú si me veo en esa circunstancia.
    Besos y, otra vez, gracias.

    • anadeph dijo:

      Gracias, Pablo. Tendríamos que aprender de vosotros los paliativistas, cada vez lo veo más claro

    • TERESA dijo:

      Es muy cierto, en el mes de abril en que falleció mi madre, tuve la suerte de encontrarme, durante este mes en las dos veces que estuvo ingresada, en el hospital, a dos médicos distintos. Pero debo decir en honor a ellos que trataron a mi madre muy bien, los dos, que fueron en semanas distíntas, pero, ciertamente, ya no solo a mi madre, incluso a mi, porque parece muchas veces, que la familía, preguntamos solo para estobar, y lo cierto es que en según que casos, los familares, estamos asustados, y no sabemos el como de las cosas, como van a seguir, que va a suceder, como lo hemos de afrontar, sobre todo, cuando el familiar enfermo es mayor, y no tiene la facilidad de hablar o entender, porque, en este momento te sientes, sol@, Y si es un familiar cercano como los padres, o algún hijo, aunque, como en mi caso yo estuve cuidadndo de mi madre durante 24 largos años, y estuve ahí, siempre de dia de noche, en cualquier momento, hasta el punto,de no dejar el coche con la gasolina en reserva por si tenia que salir corriento en la noche…..ES MUY DURO;
      SI ENCUENTRAS UN BUEN MEDIC@, PARECE QUE TODO SE FACILITA
      Estos médicos, no recuerdo sus nombres, pero estaban en la segunda planta del hospital de MATARÓ EN BARCELONA, y quiero apludir, a cualquier médico, que sepa ponerse en la situación de la familía, porque no esfácil

    • TERESA dijo:

      Teneis mucho mérito

  11. perlita1 dijo:

    Este post me gustó mucho porque nos presenta una médico humana y cercana, que es lo que necesita el paciente aflijido y asustado ante el futuro incierto. Esta sola cualidad, ya forma parte de la medicina que está necesitando esa persona en esa cama, tenlo por seguro.
    Besos, y gracias.

  12. TERESA dijo:

    Me he preguntado muchas veces, porque al paciente terminal, poco antes de morir, hay médicos que llaman a una mejoría que les precede el “CANTO DEL CISNE” , O ALGUNA COSA PARECIDA
    ALGUIÉN ME LO PODRÍA EXPLICAR
    GRACIAS
    TERESA

    • anadeph dijo:

      La “mejoría antes de la muerte” es algo que a veces vemos, aunque no hay una evidencia científica de que exista (tal vez nos llama la atención cuando ocurre y nos hace creer que es algo frecuente, no lo sé). Se le llama metafóricamente “el canto del cisne” porque hay una leyenda que dice que el cisne, que es un ave que no canta nunca, emite un canto especial cuando va a morir, como presintiéndola. No sé mucho de animales, pero creo que no es más que una leyenda.

      • TERESA dijo:

        Ana te lo digo, porque en cierto modo, eso es lo que me dijo el médico el dia antes de sedar a mi madre, que a mi me parecia, que se estaba recuperando,
        Es curioso, como los médicos podeis en cierto modo predecir, como o cuando se va a producir el desenlace, y si te digo esto, es porque, cuando pedí ayuda a la enfermera, me dijo que de aquella noche no pasaría, y no pasó, vamos que no llego ni a las doce de la noche.
        Gracias otra vez
        Teresa Romero

  13. TERESA dijo:

    Porqué me siento culpable, de haber accedido a la sedación de mi madre?
    Tengo la tristeza, própia de la auséncia, y del vacio.
    Pero cuando el médico me comunico que la iban a sedar, solo pude balbucear…SI USTED CREE QUE LO MEJOR PARA ELLA?….EN AQUEL MOMENTO ME QUEDÉ DESCOLOCADA.
    Ahora con el transcurrir de los dias, me está pasando, que me siento culpable, como si este hecho hubiese acortado la vida de mi madre, que por otra parte, el médico ya me comunicó que era irreversible, he de decir que mi madre tenia 94 años, y que durante todo este tienpo 24 años que duró su enfermedad, pues tenia varias, siempre estuve, con ella, y pendiente de ella, como si en vez de una madre, tuviese un hijo más, pendiente de todos los detalles del más importánte hasta el más simple…..ME PREGUNTO PORQUÉ, SIENTO ESTA SENSACIÓN, Y ME PREOCUPA PENSAR EN QUE DESENCADENE EN DEPRESIÓN, NO TENGO NADA QUE RECRIMINARME, Y GRACIAS A DIOS, HICE POR ELLA TODO LO QUE ESTUVO EN MI MANO, Y AÚN MÁS, PERO ESE SENTIMIENTO, ME PREOCUPA, SI PUEDEN CONTESTARME, LES DEJO MI CORREO …….

    MUCHAS GRACIAS, POR SU ATENCIÓN…..TERESA

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s