Cuestión de zoom

zoom

La Medicina moderna ha cometido el mismo error que los fotógrafos novatos: se ha pasado con el zoom. Un zoom que capta todos los detalles pero los saca de contexto. Un zoom que desdibuja los límites de la fotografía. Un zoom que hace perder nitidez al conjunto.

La Medicina ha utilizado su zoom para centrarse en el órgano, en la fisiopatología y en la técnica. Algo muy loable, que la ha hecho avanzar en pocos años más de lo que lo hizo en siglos. Pero que ha emborronado los bordes de la fotografía.

Por eso ahora, cada vez que te encuentres delante de un paciente, yo te propongo que reduzcas un poco el zoom. Verás cómo, alrededor de ese órgano enfermo, se dibuja el contorno de una persona, con sus miedos y esperanzas, con sus ideas y sentimientos, con su vulnerabilidad y, quizá, con su desconfianza. Una persona que no solo necesita antibióticos o consejos dietéticos.

zoom2

Y, después, quita aún un poco más de zoom. Porque esa persona a la que tratas no es una isla. Cuando reduzcas de nuevo el zoom, verás a su alrededor una familia, unos amigos, unos compañeros… Una red social que enferma cuando enferma uno de sus miembros. Gente con miedos y esperanzas, con ideas y sentimientos, con su vulnerabilidad y, quizá, con su desconfianza. Gente que, de alguna manera, también forma parte de la relación terapéutica.

zoom3

Me temo que los años me han vuelto escéptica. No vamos a humanizar la Medicina con discursos bonitos y planes estratégicos. Ni mucho menos con promesas electorales.

La Medicina se humaniza cada mañana, cuando un médico levanta la vista del ordenador para mirar a los ojos de su paciente. Cuando una enfermera sonríe a aquel anciano que le pregunta lo mismo por tercera vez. Cuando un especialista, a pesar de la lista de espera, le dedica un minuto extra al familiar que acaba de recibir una mala noticia. Cuando una pequeña UCI amplía sus horarios de visita porque los pacientes lo han pedido. Cuando alguien dibuja un sencillo plano para que los enfermos no se pierdan de camino al quirófano. Cuando nos aprendemos el nombre de cada paciente. Cuando dejamos a una madre permanecer junto a su pequeño o a un paciente oncológico recibir comida de casa. Cuando arreglamos una cortina o ponemos un cuadro o un reloj en cada habitación.

Quizá no consigamos humanizar las estructuras. Quizá sigamos lidiando con un sistema que se empeña en quitar al paciente de su centro. Quizá los estudiantes de Medicina sigan formándose en cuidar órganos en lugar de personas. Pero, mientras la humanidad esté en esos pequeños detalles, humanizar la Medicina dependerá sobre todo de cada uno de nosotros. Es cuestión de zoom.

NOTA: Esta entrada se incluye en la campaña #Humaniza que ha puesto en marcha Gabi de las Heras, el creador de Proyecto HU-CI, y que culmina con la Declaración de Torrejón para la Humanización de los Cuidados Intensivos. En este link tenéis acceso a la declaración , por si queréis firmarla.

Anuncios
Esta entrada fue publicada en Medicina. Guarda el enlace permanente.

6 respuestas a Cuestión de zoom

  1. libreoyente dijo:

    Sin palabras!. Simplemente me quitó el sombrero. Lo releeré y trataré de llevarlo a mi práctica diaria.

  2. perlita1 dijo:

    Vengo desde donde la Dra. Herraiz , que está en la misma campaña. Me alegró mucho, porque ocurre que espero se disemine por el mundo y contamine a todos los hospitales.

    Nos hace falta un trato así, que el personal de salud nos mire a los ojos, nos tome la mano, nos abrace.

    Maravillosa iniciativa.

  3. Yuri dijo:

    Excelente

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s