Informar, formar y entretener.

Informar, formar y entretener son las funciones clásicas de los medios de comunicación. No sé si en esta clasificación existe una jerarquía y alguna es más importante que otra. Pero pienso que especialmente la segunda es un responsabilidad ineludible de los medios. Porque en la opinión pública tiene gran peso lo que cuentan los medios (respecto a un tema polémico, me decían ayer en twitter: “no sé lo qué dirán los expertos, pero lo han dicho en la tele”).

Pero claro, un medio no especializado no puede saber de todo y ser certero en todos los temas. Por eso lo más importante para un periodista no es lo que él sepa, sino las fuentes a las que tiene acceso. ¿Y a qué viene todo esto en un blog médico? Pues viene a colación de dos noticias recientes que me han puesto los pelos de punta. Una por su frivolidad. Otra por su peligro.

La primera no es una noticia. Es una increíble carta al director que ha circulado por twitter hace un par de semanas. Increíble no porque alguien la haya redactado, sino porque un director la haya elegido para publicarla. La carta es esta:

 img_6853

No hace falta ser médico para informarse de: 1) en el Clínico de Valladolid sí hay neurólogo y psiquiatra de guardia; 2) obviamente, un caso de insomnio no es ni motivo para ir a Urgencias ni para que lo vea un neurólogo ni un psiquiatra de guardia; 3) en Urgencias no atienden estudiantes; los MIR son médicos con su carrera terminada y tutorizados; 4) en Urgencias se atiende por orden de gravedad, no de llegada; un insomnio de meses no parece una emergencia; 5) publicar una carta llamando irresponsables a dos médicos que llevan 24 horas trabajando y encima tienen que atender a las 5 de la mañana demandas que no son urgentes, es quizá poco ético.

Pero no voy a entrar a contestar la carta. Lo hace espléndidamente @mlalanda aquí. Y esta pobre señora tiene realmente un problema que quizá nadie le ha explicado en condiciones. Lo que cuestiono es la decisión del director de un periódico de publicarla sin contrastar nada de lo que allí se dice con alguien que sepa mínimamente del tema. Fomentando una demanda asistencial que puede acabar con nuestro sistema sanitario.

Y dentro de todo, eso no es excesivamente grave. Entre otras cosas porque no es un periódico de tirada nacional y llegará a poca gente. Y porque no tiene demasiada repercusión. Esta semana ha habido una noticia peor… y de enorme difusión. Una gran oportunidad para la educación sanitaria que hemos tirado a la basura. Esta:

 

Pongo el ejemplo de dos medios pero así salió en cientos. Porque Gabi y Vrsaljiko pusieron muy buena voluntad pero no lo hicieron bien. A Torres habría que haberle inmovilizado el cuello. Y abrirle la vía aérea mediante tracción de la mandíbula. No meterle nada en la boca (que obstruye la vía aérea y te juegas los dedos. De hecho, por ahí he leído que Gabi se llevó un mordisco), no sacarle la lengua (como se la muerda y se le ponga edematosa no podrá respirar).

Lo de “tragarse la lengua” es una leyenda urbana. La lengua está bien anclada al suelo de la boca. Lo que sí es cierto es que en una persona inconsciente las estructuras blandas de la orofaringe caen hacia atrás y pueden obstruir la vía aérea. Por eso hay que traccionar de la mandíbula. O poner una cánula de Guédel. Mucho mejor esto último en un traumatismo. ¿Cuánto tiempo pasó desde la asistencia de Gabi hasta que llegó el realmente experto, el médico del equipo, con una cánula? Supongo que segundos. Así que Gabi mejor habría estado quietecito.

Pero pobre Gabi, él no tiene la culpa. Bastante tuvo con no desmayarse también. El problema es que todos los medios han contado cómo la actuación de Gabi le salvó la vida a Torres. Han difundido una imagen terrorífica en la que éste último está con el cuello retorcido y la vía aérea obstruida por las manos de sus compañeros como si eso fuera la salvación. ¿No podían haber pedido la opinión de expertos? ¿No debían contrastar con el 112, con el plan nacional de RCP, con cualquier instructor de primeros auxilios, con un servicio de Urgencias? Tenemos una noticia de amplísima difusión, por lo que es una oportunidad única para hacer educación sanitaria y, no solo la hemos desperdiciado, sino que hemos malformado a muchos. Una pena.

En este caos, dos honrosas excepciones. Supongo que habrá más pero yo solo he visto éstas. Mundo Deportivo utilizó aquí la explicación que @mlalanda había dado en twitter. La cuenta @futboltactico utilizó esta sencilla pero clara infografía, también de @mlalanda:

c6bkj8uwgaqhpjy

Aún estamos a tiempo de utilizar este caso para enseñar a mucha gente a salvar vidas. Los sanitarios estamos más que dispuestos a colaborar. La pelota está ahora en el tejado de los medios. ¿Formamos, o desinformamos?

Anuncios
Esta entrada fue publicada en Medicina. Guarda el enlace permanente.

Una respuesta a Informar, formar y entretener.

  1. Yuri dijo:

    Y así vamos… Aquí en Brasil hay más de lo mismo

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s