Humor, rigor y compasión

Soy una maleducada.

Me explico: el mes pasado circulaban por la blogosfera los Premios Dardo, premios que unos blogueros conceden a otros para reconocer la dedicación, la creatividad y el esfuerzo de mantener un blog, así como la capacidad para transmitir valores personales, culturales y éticos. A mí me llegaron seis de esos premios, y yo debería haber concedido a mí vez otros 15. Para disculparme por no haberlo hecho, os diré que necesitaría lanzar al menos 24 dardos, uno para cada uno de los que tengo en mi blogroll. ¡Ah! Y gracias por pensar en mí, Mi vida con un catéter doble J, Raquel Blasco Blog, Neuronas en CrecimientoAnábasis, Humanismo Médico y TMCampos.

El caso es que en uno de los blogs que me concedía el premio definieron el mío como una mezcla de humor, rigor y compasión. Sinceramente, me encantó. Yo de mayor quiero ser eso: una mezcla de humor, rigor y compasión. En el blog, en mi profesión y en la vida.

Para un médico el rigor es esencial. Pero de nada sirve sin la compasión. Desde que empecé la carrera, mi madre me decía que, si tenía que elegir entre ser la médico más lista o la más amable, eligiera lo segundo. Me acuerdo muchas veces. Y en eso estamos. Pero con humor, por supuesto. Una sonrisa o una broma oportuna son a veces la mejor medicina.

No sé por qué he pensado en escribir esto hoy, que estoy teniendo una guardia difícil. Viendo a una familia despedirse con inmenso cariño de su padre dependiente, a un ancianito sufrir con la enfermedad de su mujer (qué frágiles son los ancianitos cuando se ven solos, mucho más que las ancianitas 🙂 ), a un paciente que piensa que va hacia atrás en vez de hacia adelante… Hoy he enjugado muchas lágrimas. Y eso también es ser médico. Pero a veces duele.

Así que, si algún día me veis perder alguna de las tres, el rigor, el humor o la compasión, haced el favor de avisarme. Porque no estoy dispuesta.

Anuncios
Esta entrada fue publicada en Medicina. Guarda el enlace permanente.

5 respuestas a Humor, rigor y compasión

  1. Belén dijo:

    Mi querida Ana, yo de mayor quiero que me atiendas tú o un médico tan HUMANO como tú (en caso de no tenerte cerca)

  2. Me emocionaste con este post, porque una quisiera encontrarse con alguien como tú en una sala de urgencia, cuando está tan mal que no cree salir viva de allí…

  3. javier uceda dijo:

    Yo soy afortunado,he encontrado profesionales en la UCI,como tu dices y es cierto que un trato humano y cariñoso nos ayuda mucho,vamos en Castellano unos mimos.También soy afortunado por poder leerte y poder intercambiar contigo alguna de mis tontunas,cómo siempre gracias por estar ahí,y por el efecto reparador que produces en mi.Muchos castos besos.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s