Sanidad justiciera

Zorro_pencil_sketch_CVN

En los primeros días de año, mi TL de twitter se ha revolucionado con la queja de un tuitero (al que ni sigo ni voy a citar, por no hacerle propaganda). Le molestaba que con ” su dinero” (o sea, con los impuestos de todos) se pagara el tratamiento de la hepatitis C. Y es que según él (y cita datos de la OMS que no se corresponden exactamente con los españoles) el 60% de los contagios son por transmisión sexual y el 15% por consumo de drogas por vía parenteral. O sea que no quiere pagar sus tratamientos porque, al fin y al cabo, ellos se lo han buscado.

El tono de sus tuits posteriores y las decenas de respuestas indignadas que recibió hablan por sí solos. Pero, al fin y al cabo, ese tuitero no hizo más que poner sobre la mesa -de una manera un poco brutal, es cierto- algo que más de uno ha planteado en alguna ocasión: ¿debemos tratar al paciente que no pone de su parte? El mismísimo NHS inglés llegó a sugerir no tratar el cáncer de pulmón a los pacientes que siguen fumando.

Claro que es deseable que cada uno sea responsable de su salud y del sistema sanitario que la ampara. Por supuesto que hay que incidir en los factores de riesgo, y que es más eficiente una estrategia preventiva que asumir las consecuencias de no haber controlado los factores de riesgo. Pero de ahí a convertir la sanidad en un sistema justiciero y penalizador media un abismo.

¿Combatimos la prostitución no tratando las enfermedades de transmisión sexual como sugiere nuestro tuitero? ¿Dejamos de tratar el infarto y la bronquitis crónica de los fumadores? ¿La artrosis de los obesos? ¿La enfermedad cardiovascular de los sedentarios? ¿Negamos el tratamiento de la neumonía a los que salen sin bufanda o de la gastroenteritis a los que se pasan en las comidas navideñas? ¿Rechazamos hacer gastroscopias a los que comen comida picante? ¿Dejamos sin tratar a los suicidas o a los politraumatizados que iban demasiado rápido con el coche? Por supuesto, sin tener en cuenta las situaciones de marginación social o qué sé yo que les hayan podido llevar a la prostitución, las adicciones, etcétera.

Sé que estoy reduciendo al absurdo, pero es que si despojamos a la Medicina de su lado humano, de la compasión, la comprensión y la empatía, la estamos despojando de su razón de ser. Como médico, he tenido que atender muchas veces a gente cuyo modo de vida no comparto o que incluso me genera un auténtico rechazo. No solo he intentado que no se note, sino que creo que es precisamente en esos momentos en los que soy más auténticamente médico.

Reducir la justicia social que supone la universalidad de la asistencia a una justicia ante los propios merecimientos es profundamente inhumano e insolidario. Es destruir lo construido con el esfuerzo de muchos y a lo largo de siglos. El que nunca se haya comido una hamburguesa del McDonald´s, que tire la primera piedra.

Anuncios
Esta entrada fue publicada en Bioética, Medicina. Guarda el enlace permanente.

11 respuestas a Sanidad justiciera

  1. @Lady_Maud_ dijo:

    Totalmente de acuerdo, has descrito exactamente lo que pienso cuando oigo comentarios así. Somos médicos, no jueces. Nuestra función no puede ser juzgar quién merece un tratamiento, algo que aparte de poco ético sería injusto, casi aleatorio, teniendo en cuenta que casi todas las enfermedades son multifactoriales y que los conocimientos médicos son incompletos y a veces cambiantes (¿y si no hubiéramos tratado una úlcera gástrica porque esa persona “se lo buscaba” con su estrés y afición a comidas picantes? ¿qué hubiéramos hecho al descubrirse el H. pilory? ¿le devolvemos el dinero? ¿lo resucitamos si murió?).

    • anadeph dijo:

      Efectivamente, no lo había visto por ese lado pero tienes toda la razón. Lo que hoy es una verdad absoluta puede no serlo mañana, la Medicina es así

  2. luke dijo:

    y si el enfermo es un alcohólico empedernido (hay casos) con probabilidad incierta de curación ¿también le pagarías el tratamiento de 25.000-50.000 € de tu bolsillo? .¿porqué debe costearlo entonces el erario público y al 100% sin copago? idem de lienzo si presenta un grado de fibrosis moderado…..

    • anadeph dijo:

      Lo que indique la buena práctica médica. Si no tiene opciones de curación o son mínimas no le daría ni un fármaco de 2 euros, pero no me refiero a eso, creo…

  3. Pablo dijo:

    Como siempre, ¡bien! Un placer encontrar cordura entre tanto maremagnum de titulares y declaraciones parciales, interesadas y, a menudo, desinformadas.

  4. Maria Lladó Torres dijo:

    No tengo nada que comentar, estoy completamente de acuerdo con el artículo.
    Soy enfermera jubilada y siempre he pensado algo así.
    No estamos para juzgar, nuestro cometido es curar o aliviar…
    Los jueces juzgan y se equivocan algunas veces.
    Nosotros no debemos caer en esta tentación.

  5. J. Aurelio Formento dijo:

    No nos engañemos, todo es un problema de competencias. El paciente tiene un problema y exige su resolución como es lógico. El sanitario busca la mejor solución para el paciente y para la administración independientemente de cual sea su origen. El problema es el administrador que no tiene las narices de tomar el toro por los cuernos y explicar que los recursos son limitados y si ponemos en un sitio quitamos en otro, hay que elegir lo menos malo, aunque eso cueste vidas y votos. Para el político es mas fácil derivar el problema a los sanitarios, que asumir su responsabilidad. En el caso en concreto de la hepatitis no es un problema sanitario, los protocolos están claros y los fármacos curan, que son caros???? a trabajar políticos….

  6. perlita1 dijo:

    Todo ser humano merece ayuda cuando ha perdido su salud, porque es cuando más vulnerable está. Haz el bien, y no mires a quien.

  7. deconstructor dijo:

    Es cierto que los recursos son limitados, pero la rentabilidad de un sistema público de salud debe traducirse en una población sana que puede trabajar y producir, no solo en coste monetario. Algo parecido a los estudios de coste utilidad. Pero el político de turno estará más interesado en ofrecer como resultado ahorros a corto plazo o construir un polideportivo. O en decir que se ha creado una Unidad de Ebola a menos de 150 Km Del Carlos III. Algo tan inutil como hacer una unidad de obesidad en Somalia. Me voy a por una birra de esas que curan las resacas.

  8. Pingback: ¡Vaya semanita! Nuestro resumen semanal de la blogosfera sanitaria | Docencia C. S. El Greco

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s